• David Tapia

Por qué se llama “Barrio Caliente” a la tradicional calle 10 de Agosto de Guaranda

Actualizado: 11 oct 2018


En el libro “Acontecimientos Históricos” del Lic. Fausto Silva Montenegro, se cuenta que la tradicional calle 10 de Agosto de la ciudad de Guaranda, fue también llamada como “La Empinada”, o “La Rondita” por ser algo curva y angosta que le da un cierto parecido con la conocida calle Juan de Dios Morales o “La Ronda” de la ciudad de Quito.


Pero un nombre que llama singularmente la atención es el de “Barrio Caliente”, que según se lee en el texto, existe una explicación lógica que relata que durante el siglo XIX e inicios del siglo XX, la calle 10 de Agosto era el paso obligado para los viajeros que cumplían la ruta entre la costa y la sierra, quienes debían subir por la quebrada del mullo, luego el barrio 9 de Octubre por la calle Antigua Colombia y tomaban por el “Barrio Caliente”. Pues resulta que debido a la gran afluencia de caballos y mulas que pasaban por esa vía, se instalaron varios negocios de herrerías, lo cual hacía que las fraguas colocadas en las puertas de las tiendas provoquen mucho calor a los transeúntes que subían y bajaban por la angosta calle. Sin duda bien ganado el nombre.


Aunque queda claro el porqué del singular apelativo del barrio; a decir de sus moradores, la denominación también se debe a la calidez con la que siempre se recibe a propios y extraños; o tal vez a la festiva alegría y picardía con la que se celebran las fiestas, que incluso se ha llegado a hablar de que precisamente en ese sector de la ciudad es en donde se originaron los festejos del Carnaval de Guaranda como los conocemos hasta ahora: con agua y comparsas de los bandos carnavaleros.


En la actualidad, la calle 10 de Agosto acoge a un importante hotel, restaurantes y otros negocios que revitalizan el barrio. La calzada de la calle quedó en un limbo y debate entre ser peatonal o vehicular, mientras los caminantes prácticamente quedaron sin aceras por donde transitar; tanto es así que, si aún se mantendrían las fraguas en las puertas de las tiendas, seguramente los peatones sufrirían graves quemaduras por tratar de evitar los veloces vehículos que suben desde la Pichincha hasta la Sucre.


544 visualizaciones0 comentarios