• David Tapia

Ángel Lombeyda, un maestro a tiempo completo

Actualizado: 10 oct 2018

Si en Guaranda se habla de la formación de los jóvenes de los años 50, 60 y 70, hay una palabra que la define y es DISCIPLINA; y cuando se menciona esta palabra se recuerda con cariño y gratitud al profesor Miguel Ángel Lombeyda Naranjo, un maestro a carta cabal, para quien solo había lugar, tiempo y espacio para la formación de los jóvenes de su querido Colegio “Patrón” Pedro Carbo.

Ángel Lombeyda, Inspector General del Colegio Nacional Pedro Carbo

Toda una institución en cuanto a la educación y el orden

Muchas generaciones hablan de él y lo reconocen como toda una institución en cuanto a la educación y el orden. Es que el “Viejo Ángel” como cariñosamente le decían sus amigos más cercanos, fue un maestro a tiempo completo. Su mirada franca, su rostro sereno, su gran corazón, y su imponente presencia hacen que se lo recuerde con admiración y respeto.


Como en cualquier época, manejar a jóvenes siempre fue una tarea difícil, pero Angelito se sobraba y bastaba para manejarlos con gran solvencia y fortaleza, una sola mirada era suficiente para ponerlos en el carril correcto. Inicialmente tenía a su cargo la Educación Física del colegio, por ende, la preparación de la banda de guerra, los desfiles, la gimnasia, la selección de fútbol y de basket. Fue Inspector General y quienes fueron sus alumnos cuentan que cuando los encontraba en el billar, aunque sea fuera del horario de clases, ellos tenían que salir “hasta por las ventanas” y regresar a sus hogares.


Una anécdota narra que una vez al pasar por una calle oscura, un estudiante le pidió que le dé un fósforo para prender su tabaco, y cuando se dio cuenta que era su profesor, el más exigente y el más estricto, por poco se “muere del susto”. También se cuenta que por las mañanas, cuando iba camino al colegio, se daba el trabajo de silbar en las casas de sus alumnos para que estos acudan lo más pronto a clases, inculcando de esta forma el valor de la puntualidad. Por supuesto que los atrasados no entraban y punto.


La disciplina una huella imborrable

Definitivamente, el Profesor Ángel Lombeyda dejó huellas imborrables en una época importante de Guaranda y en la actualidad su nombre sigue siendo sinónimo de responsabilidad, puntualidad, respeto y obediencia, es decir, de DISCIPLINA. Es gracias a estos memorables maestros que Guaranda ha tenido ciudadanos destacados en todo el país y el mundo.


Son tantas las historias que se pueden contar, que serán motivo de un nuevo artículo. De esta manera, recordándolo, rendimos un homenaje póstumo a su memoria.



Pregunta a sus alumnos

Si usted fue alumno del profesor Ángel Lombeyda, o sus padres o tíos, por favor pregúntele alguna experiencia y compártala en nuestras redes sociales.


Video realizado en 1958, en donde se ve al profesor Ángel Lombeyda como parte del cuerpo docente del colegio Pedro Carbo; y dirigiendo las gimnasias y bailes coreográficos que estaban a su cargo.


40 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo